ecommerce-china1

Comercio electrónico, el aliado de los couriers

Representantes de las empresas tipo couriers de Venezuela se preocupan por el huracán inflacionario que aumenta sus costos operativos y que reduce sus niveles de rentabilidad. Aseguran que las compras por internet han permitido que se mantengan en el mercado de envíos expresos de paquetería

Con los avances de la tecnología cada día es más común ver que se utilizan plataformas digitales para realizar compras por Internet. En Venezuela, el uso del cupo electrónico era la referencia tradicionalmente en este tipo de transacciones. Sin embargo, de acuerdo con datos de la Asociación Venezolana de Logística (Avelog) “se ha presentado un incremento” de las compras de productos venezolanos por  Internet que requieren del servicio de envío y entrega en el territorio nacional.

A pesar de que voceros de Avelog aseveran que el servicio de mensajería y entrega expresa está “atomizado y desvirtuado” por los problemas de inflación, escasez y control cambiario, sostienen que han notado un aumento en la solicitud de servicios de Couriers. Aseguran que quienes están usando este tipo servicio con más frecuencia son pequeños empresarios o personas naturales que comercializan a través de la web. El gerente general de Tealca, Raúl Angulo, precisa que normalmente su servicio tipo courier se enfocaba en la entrega y distribución de productos elaborados en el país. También menciona que hasta principios de 2014 se había mantenido la distribución de productos importados como celulares  u otros artefactos traídos desde el exterior.

“Ese mercado ha ido mermando poco a poco por el tema de divisas, la reducción de la producción nacional y hoy en día los servicios que estamos prestando se han orientado más hacia personas naturales. ¿Qué es lo que envían las personas naturales? Tenemos muchos clientes de Mercado Libre, todo lo que se pueda vender por Mercado Libre, algunas de las cosas las transportamos”, señala Angulo.

El vicepresidente de Planificación Corporativa de Zoom, Carlos Atencio, precisa que el negocio de casilleros ha aumentado entre 300% y 400% durante los últimos dos años. No obstante, acota que el uso del sistema tipo courier cayó durante el primer semestre del año 2015 tras las modificaciones cambiaras de febrero de 2015 en las que el uso del cupo electrónico quedó supeditado exclusivamente a la banca pública. “Desde que está la suspensión temporal del cupo Internet ha habido una caída dramática en el negocio tanto de Zoom como los competidores del ramo, (…) En Venezuela los últimos dos años, a razón de los cupos de Internet y la escasez, ha habido un boom gigantesco en comercio electrónico”, asegura Atencio.

Las empresas que ofrecen este sector coinciden en que han logrado mantenerse en los primeros ocho meses de 2015 por el crecimiento de las compras por internet. Destacan que el servicio corporativo de entregas y envíos expresos ha caído en 40% aproximadamente. Sin embargo, empresas como Tealca aseveran registrar un crecimiento de 45%  durante el primer semestre del año y estiman que el segundo tenga un incremento de al menos 30%.

Radiografía express

Según las empresas del ramo, la zona en la que se genera la mayor cantidad de envíos expresos es la Gran Caracas. Aproximadamente 30% del total de paquetería se envía desde la capital y las ciudades satélites. Mientras que el destino que recibe mayor envío de productos es el occidente del país. De acuerdo con el gerente general de Tealca, los envíos hacia Táchira han mermado en 40% a raíz del cierre fronterizo con Colombia.

“Los clientes están muy temerosos de hacer sus envíos porque los derechos restringidos en la Constitución incluyen la revisión aleatoria y sin retención de mayores procedimientos (de los paquetes) (…) temen que puedan perder sus envíos y de hecho estamos pidiéndole a esos clientes que, de algún modo, hay una liberación de responsabilidad en caso tal que sea retenida la mercancía por Guardia Nacional o cualquier organismo público pues no podemos hacernos responsable de eso dadas las circunstancias.”, puntualiza Angulo.

El grueso de los envíos expresos que se hacen en el territorio en el país es de documentos, paquetería de hasta 35 kg y papelería liviana. En una proporción menor se encuentran los envíos rápidos de carga pesada. Sin embargo, los representes coinciden en que el estado de las vías y las constantes alcabalas han modificado el sentido de rapidez de este servicio.

Carlos Atencio critica además que en el país ninguno de las empresas tipo courier  tenga más de 500 puntos de venta distribuidos en todo el territorio nacional. A su juicio, es una oportunidad de crecimiento para el sector. “Eso te da un indicio que nuestro servicio está subdesarrollado en función de la cantidad de puntos de ventas. Hablar de 500 puntos en Venezuela es insignificante”, opina el vicepresidente de Planificación Corporativa de Zoom.

Los envíos diarios de paquetes a través de los servicios tipo courier  en el país se cuantifican en alrededor 5 mil. Mientras que el promedio por día por peso de paquetes es de 8 kilogramos por envío. Además en el mercado venezolano se identifican 4 grandes jugadores de envío nacionales: MRW, Zoom, Domesa y Tealca; mientras que entregas y envíos al extranjero llevan la DHL y Fedex.

Si se revisan las estructuras de costos de este tipo empresas, el 90% de los ingresos se distribuye entre el pago del personal y el pago a los operadores de transporte. Según cifras suministradas por las empresas, las ganancias oscilan entre 9% y 12%. “Cuando vimos la Ley de Precios Justos dijimos que ojalá nuestras ganancias fueran cerca del 30%. Nuestro negocio es masivo, en un día podemos hacer envíos 5 mil o 6 mil de distintas personas, al ser masivo nuestro volumen de ganancia es porcentualmente bajo.”, acota Atencio.

Actualmente hacer un envío de hasta 5 kg desde Caracas hasta cualquier parte del país cuesta alrededor de 650 bs. Algunas empresas cobran el kilogramo adicional  en 120 bs. Los precios de envío de paquetería hasta dos kilos están regulados por el Instituto Postal Telegráfico de Venezuela: las empresas del sector tienen la posibilidad de fiar libremente sus tarifas a partir de más de dos kilogramos.

Marco legal

La Ley de Servicios Postales creada en los años 50 es el principal marco jurídico que rige la prestación del servicio tipo courier  en Venezuela. Este año, los representantes del sector le entregaron un borrador de reforma a la comisión de servicios de la Asamblea Nacional en el que contemplan algunas mejoras para optimizar la calidad del servicio. En primera instancia, las empresas del sector solicitan que exista una separación de funciones de Ipostel como ente regulador.

“Ahí hay conflictos de intereses porque ellos (Ipostel) al regularnos y solicitarnos listados de clientes, ventajas competitivas, que eso lo haría un organismo regulador en cualquier otra área, de algún modo le estamos dando nuestra información a una empresa que es competencia nuestra, así sea pública”, manifiesta Raúl Angulo.

Por su parte, Carlos Atencio menciona que un punto clave en la discusión del proyecto de reforma de ley es la agilización de los trámites para la aprobación de nuevos aliados estratégicos. A su juicio, el procedimiento para que Ipostel apruebe o no los posibles aliados es “burocrático” y “complejo” y que contradice la política de simplificación de trámites promovida por el Ejecutivo Nacional. “Una de las solicitudes que estamos haciendo es la simplificación de aprobación de nuevos aliados comerciales para hacer más grande el servicio”, destaca Atencio.

Entre las iniciativas del borrador del nuevo marco legal destacan la delimitación de las funciones y atribuciones de  los funcionarios públicos al momento de revisar la paquetería que se envía y que la regulación de precios en el sector esté coordinada por Ipostel y no por la Superintendencia de Precios Justos.

Los problemas de adquisición de divisas han impactado en las empresas tipo couriers en la actualización de sus sistemas tecnológicos. Aseguran que existe dificultad para actualizar los softwares de los sistemas que utilizan así como también la compra de precintos de seguridad y bolsas.

Además, la presidenta de la Asociación Venezolana de Empresas de Transporte Expreso (Asovec), Zonia Bezara de Atencio, explicó en febrero de 2015 que el impuesto de nacionalización por los envíos que sobrepasen los 300 dólares  será cobrados a la tasa Simadi, mientras que para aquellos envíos que se ubiquen entre 100  y 200 dólares, será cobrado a  tasa Sicad.

“Hay un impuestos adicional a todos los aviones cargueros desde 0,20 dólares por kilo en cada pieza, hasta 0,40 dólares, ese pago se realiza en dólares y ese costo va directo al precio final del servicio”, dijo Bezara de atencio en una entrevista ofrecida a El Mundo Economía y Negocios en febrero.

Todos los representantes del sector coinciden en que la prestación de su servicio constituye un elemento dinamizador de la economía nacional.  Manifiestan su preocupación por el huracán inflacionario que incide en el desarrollo del aparato productivo del país. Aseguran que su principal reto en lo que queda de año es controlar sus costos operativos para mantenerse en el mercado.

Reportaje publicado en la edición 299 (Octubre 2015) de la Revista Dinero 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s