logística

Desabastecimiento “lógico” de distribución

Representantes del sector logística coinciden en que existen problemas de actualización de flota por falta de repuestos en el mercado nacional. Precisan que sus operaciones han disminuido cerca de 30% por falta de productos para distribuir en el territorio venezolano 

Desde hace más de año y medio los representantes del Gobierno han asegurado que el aparato productivo nacional tiene fallas en la distribución de productos. La denominada guerra económica y el contrabando de extracción han sido los principales culpables -según el oficialismo- de que los 30 millones 620 mil 404 ciudadanos que habitan en el país no consigan de manera habitual en el territorio nacional alimentos, materia prima para la producción, electrodomésticos, repuestos u otra mercancía. Cualesquiera que sean los artículos que deseen adquirir las personas, para llegar al consumidor final deben pasar por un proceso de logística y distribución para ser repartidos entre los 916 mil 445 km2 que conforman el territorio venezolano.

La Asociación Venezolana de Logística (Avelog) discrepa de la tesis que sostiene la cúpula oficialista. A juicio de sus representantes, el sector está fuertemente golpeado por la escasez de productos, la inflación y la dificultad para conseguir divisas. “Sí vemos aspectos como la dificultad de conseguir productos y la escasez de cauchos, baterías, camiones, aceite, repuestos en general, que hacen que se presenten grandes problemas para poder cumplir con los estándares mundiales de entregas y servicios logísticos en Venezuela”, afirma Patricia Cáceres, presidenta de Avelog.

La comisión de Aduanas del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) recuerda que los servicios logísticos son primordiales para el desarrollo del comercio exterior e interior del país; así como el fomento de empresas prestadoras de servicios especializadas que garanticen el posicionamiento de los productos en los anaqueles en el menor tiempo y al mejor costo. A Venezuela llega mercancía de todos los rincones del mundo, desde productos terminados como un teléfono móvil hasta materia prima requerida para la producción nacional del sector público y privado. Según representantes, empresas del sector y las últimas cifras (octubre 2014) disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), los Estados Unidos y China son las principales naciones desde donde se envían productos.

“Las importaciones en mayor proporción provienen de países Asiáticos, Europeos y de toda América, entre ellos Estados Unidos, China; con el ingreso al Mercosur, Brasil y por su cercanía  Colombia entre muchos más. Todo este intercambio comercial nos obliga a mantener servicios logísticos acordes a las necesidades del mercado bien sea por aire, mar o tierra”, menciona Jorge Aroca, presidente de la comisión de aduanas de Consecomercio.

De acuerdo con Aroca, el transporte es el elemento primordial en la prestación del servicio logístico. Argumenta que sin importar la procedencia de la carga, la producción del sector público y privado debe contar con un parque automotor que cubra la demanda de traslado y distribución de productos por vía aérea, terrestre o marítima. “Todos los rubros, a efectos de la logística de transporte, se convierten en carga. La misma es trasladada por vía aérea, que es el medio de transporte más costoso, pero más rápido si se quiere.  Otro medio es el terrestre, utilizado entre los países vecinos, principalmente Colombia y Brasil. Sin embargo el principal es el marítimo: su costo es menor y su capacidad mayor, la mercancía viene en contenedores con capacidad para 33  y 67 metros cúbicos o en equipos especiales dependiendo su dimensión y peso”, explica el especialista.

A pesar de que el Banco Central de Venezuela (BCV) lleva 8 meses de retrasos en la publicación de las cifras oficiales de inflación y escasez, trabajadores del sector de logística y distribución  aseguran que “los costos del servicio de transporte aumentan de forma casi intermensual”. Patricia Cáceres asevera que los transportistas aumentan sus tarifas constantemente ante “la incertidumbre” de reposición de repuestos y consumibles de los vehículos de carga. Además, Cáceres critica que la referencia en la se fundamentan los aumentos, “con alto de nivel de protección ante la incertidumbre y falta de estadísticas oficiales”, son la inflación y el dólar paralelo del mercado. “En Avelog podemos  decir que el sector trasporte ha presentado aumentos en el último año de más de 150% en las tarifas, y durante los últimos  3 meses se han venido produciendo  incrementos  hasta 15% intermensual”, precisa.

En cualquier parte del mundo el sector logístico y de distribución cuenta con una infraestructura de almacenamiento de carga. Según voceros de Avelog, los almacenes en Venezuela también presentan problemas de escasez de equipos y aumentos mensuales en sus costos. “Para operar un almacén se necesitan montacargas, impresoras, etiquetas entre otros los cuales cada vez son más difíciles de encontrar, lo que hace que a veces se paren despachos ante la falta de una batería para un montacargas eléctrico. En infraestructura conseguir racks especializados para acondicionar los almacenes se hace muy difícil y extremadamente costoso, construir nueva infraestructura de almacenes es actualmente muy complejo ante la dificultad de conseguir cemento, cabillas, techos, sistemas de refrigeración”, comenta Patricia Cáceres.

La especialista también asegura que han aumentado “las ineficiencias financieras y operativas” en los sistemas logísticos de almacenamiento y en el manejo de materiales on site por capacidad sin usar. “Estamos obligados a repensar las cadenas de suministros y pensar de manera estratégica en la cooperación  entre empresas. Que no es otra cosa que la colaboración en lograr mayores eficiencias financieras y nivel de servicio al utilizar por ejemplo operadores logísticos que permitan alcanzar sinergias tales en las que sea posible mitigar tanto temas operativos como financieros y estratégicos a corto y mediano plazo”, expresa la vocera de Avelog.

El control de cambio además se suma a la lista que acrecienta las dificultades del sector para prestar su servicio. Tanto la regulación del precio de la divisa como la cantidad que se asigna a cada sector interfieren con el sistema de logística y distribución nacional. Si se revisan las cifras publicadas por la Cámara Venezolano – Americana de Comercio e Industria (Venancham) las importaciones totales desde EE.UU. se cuantifican en US$ 815 millones para julio de 2015, lo que representa una caída de 9,32% si se coteja con el total de las importaciones para julio de 2014. “Las consecuencias en la disminución de divisas se refleja en la caída de las importaciones que, sin contar con cifras oficiales actualizadas, se estima en más de un 50%, por ende afecta a toda la cadena logística como lo son: agencias navieras, agencias de aduanas, consolidadores de carga, almacenadoras, transportistas y distribuidores”, manifiesta Jorge Aroca.

La creación del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), oficializado en el convenio cambiario No. 33 de febrero de 2015, se tradujo en aumentos de costos en los sistemas de logística marítima.  El presidente de la comisión de aduanas de Consecomercio calcula que los costos de las líneas navieras aumentaron 282,69% comparado con la tasa del SICAD II, que era la referencia antes de la entrada en vigencia del nuevo esquema cambiario. Sin embargo, Bolivariana de Puertos que  en un principio aplicó la tasa SIMADI, posteriormente ajustó sus tarifas a tasa SICAD I solo para el pago de almacenaje y tarifas por servicios portuarios.

Otra de las decisiones del Ejecutivo nacional que incide en la fijación de los costos del servicio de logística y distribución de carga en el territorio venezolano se encuentra en el tarifario de fletes de carga pesada publicado en la Gaceta Oficial No.40.623 de fecha 18 de marzo de 2015. Allí el Ministerio del Poder Popular para Transporte Terrestre y Obras Públicas, con el fin  de “garantizar la distribución de los bienes de primera necesidad  o estratégicos”, fijó los “precios justos” del cobro de transporte de mercancía. “El costo de estos fletes según la misma gaceta oficial debe ser revisada cada seis meses, es decir que este 18 de Septiembre de 2015 culmina su vigencia, mientras tanto se estima que el nuevo aumento estaría por el orden del 110% este servicio incluye llevar el contenedor desde el puerto hasta su destino final y luego devolver el contenedor vacío a un almacén de la línea naviera”, opina Aroca.

Operadores logísticos venezolanos aseguran que la actividad comercial de su negocio disminuyó durante lo que va de año en aproximadamente 25%. “En general los clientes han requerido menos servicios de logística que en el pasado, debido a que han bajado sus niveles de despacho”, señala Alberto Pestana, gerente general de Grupo 3PL.

A pesar que ha disminuido la actividad comercial de los prestadores de servicios logísticos, las empresas del sector se planifican para mantenerse sin generar rentabilidad.   “Crecimiento no hay, no hay porque nuestros mercados no nos han permitido crecer, no hay mercancía que trasladar con unos precios y unos costos altísimos, la falta de vehículos es uno de los problemas más grandes por lo que atravesamos por los repuestos de ellos”, resalta Zonia Bezara de Atencio, presidenta de las empresas del Grupo Zoom y especialista en transporte expreso.

Los representantes del sector coinciden en que la operatividad de sus actividades se ven afectadas por los problemas de actualización de unidades de transporte. Además, exhortan al Ejecutivo Nacional a que brinden mayor seguridad en las vías del territorio venezolano y que se actualice el sistema aduanal. A su vez, ven con preocupación el deterioro del aparato productivo nacional puesto que les impacta negativamente. Están conscientes que al existir una menor cantidad de productos para transportar, su servicio disminuirá en la misma proporción. Por ello, rechazan el argumento de la denominada guerra económica y afirman que son los principales interesados en que exista mercancía en Venezuela para poder distribuirla en el territorio nacional.

Reportaje publicado en la edición 299 (Octubre 2015) de la Revista Dinero 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s