La diferenciación es el futuro de la educación superior

Moisés Naím, reconocido analista  político y económico, conversó en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) sobre el futuro de la educación superior mundial enmarcada en la globalización y los cambios tecnológicos

Después de agradecer a la UCAB por la invitación, el columnista internacional inició su ponencia con lo que advirtió que sería su conclusión: “el promedio desapareció. Las universidades deben buscar una ventaja competitiva”. De esta manera, alertó a sus oyentes que –aunque no es especialista en la educación superior- su conclusión se fundamenta en las tendencias y mitos globales que influyen en la realidad de las universidades.

La tradición de que las universidades deben ofrecer y desarrollar  diversidad de carreras ha empezado a cambiar profundamente. “La diversificación de la educación superior” fue la premisa con la que explicó Naím el hecho de que han comenzado a surgir nuevas universidades en el mundo que ofrecen  “especialización en nichos específicos”. A su vez, el escritor sugirió que ante tal novedad es importante no dejar de lado la esencia del pensamiento universal de las instituciones de educación superior.

Incluir las universidades  en el sector privado es una manera de fomentar la economía. Sin embargo, se ha visto en el mundo “el abuso de la privatización de la educación superior a expensas de la calidad de la educación”. Sería absurdo pensar que la globalización  no afectaría a las universidades. “En un año promedio 3.000 estudiantes deciden estudiar un semestre en otro país” explica el columnista mientras alude al deseo de las instituciones educativas de tener presencia en otros países ajenos a los suyos propios. Así pues, mientras que se mantiene en un deseo, internet sirve de apoyo para globalizar la educación. 

Moisés Naím conversando afuera del Aula Magna de la UCAB

Moisés Naím conversando afuera del Aula Magna de la UCAB

“La devaluación o inflación de diplomas” es el resultado de existir en el mercado tantas acreditaciones. Esta realidad lleva a las instituciones a preocuparse más por la calidad de la educación y buscar maneras de aumentarla. De allí que surjan los listados de las mejores universidades del mundo para medir de alguna manera la calidad. Estos rankings hacen que las instituciones sean más competitivas entre sí para aumentar la calidad de su oferta y el de los estudiantes egresados de sus aulas.

Cambios de paradigmas

Es necesario crear nuevas concepciones sobre las universidades. “La educación  no es una prioridad”, fue lo recomendó Naím . En Venezuela,  para los ciudadanos no es importante la educación ya que hay conformidad con la formación impartida. Su afirmación se fundamenta en estudios realizados en Latinoamérica  que  evidencian “una brecha entre la realidad y la retórica de la educación”. Pensar que la educación es la solución a todo es errado puesto que no es la respuesta universal de los problemas. De igual manera aspirar a mayores ingresos por tener una acreditación en educación superior es un pensamiento equivocado al comparar con la realidad.

Las universidades deben  orientar sus pasos hacia el futuro sin dejar de lado la investigación. “No debería existir docencia sin investigación. Ser promedio no basta, sí se puede estar entre los mejores del mundo”,  De esta manera Moisés Naím esbozó el norte de los cambios de paradigmas en la educación a través de la premisa en la que fundamentó su ponencia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s