Colonización: una etapa que dejó secuelas

Uno de los procesos históricos latinoamericanos más importantes fue el que comenzó a finales de los años 1400, cuando los conquistadores europeos comenzaron a llegar a América. A partir de allí se abrió el camino para el proceso de colonización en el continente. En América Latina, esta fase estuvo representada, principalmente, por la llegada de los españoles y los portugueses, quienes penetraron en los territorios y comenzaron a colonizar a los indios que allí vivían.

El año 1492 representa un significativo momento en la historia de lo que entonces se convirtió en América Latina, el sistema mundial y su propia cíclica y evolutiva. Sin embargo, esta fecha debe ser considerada dentro de su propio contexto histórico, en el cual largos y anchos ciclos de crecimiento del sistema mundial, antes y después de 1492, parecieran haber dado lugar a los eventos de este año y en primer lugar a su significación. Estos ciclos también han marcado desde entonces las fluctuaciones del lugar de América Latina dentro del sistema mundial, cuya única constante ha sido su condición dependiente. (Frank, 1993, p.1)

Así comienza el artículo del economista André Frank, quien explica cuál fue la importancia de los recursos encontrados en Latinoamérica para la situación que vivía Europa en la época del descubrimiento. Muchos son los teóricos que afirman que la aparición del nuevo continente ocasionó una ruptura en el sistema económico existente para crear el sistema que hasta hoy en día se encuentra vigente.

Carlos Marx y Adam Smith pensaron que «el descubrimiento de América y que el acceso a las Indias Orientales a través del cabo de Buena Esperanza eran los eventos más importantes registrados en la historia de la Humanidad» (Smith). Existe la tendencia entre los latinoamericanos y latinoamericanas a convenir en que 1492 representa también un hito de la mayor importancia en el nacimiento del moderno sistema mundial. (p.3)

El cambio de la economía se evidenció con la explotación de los recursos descubiertos en el nuevo continente. Tal como se observa en la película “La Misión” (Joffé 1986), ya que a lo largo de toda la pieza audiovisual los indígenas son explotados, vendidos y maltratados para recolectar insumos a beneficio de los europeos (portugueses y españoles).

Partiendo de la premisa de que el continente americano ha sido la fuente de los recursos primos de Europa para el siglo XVI y que contribuyó en gran parte al desarrollo de países como España y Portugal —gracias a la exportación de la plata y el oro conseguido en los territorios de los indígenas—, en la actualidad se evidencia que el desarrollo se mantiene, siendo los países europeos los más desarrollados en comparación con la América de la actualidad.

Frank (1993) señala en su artículo que es posible que gracias a estos precedentes de explotación a los nativos y al aprovechamiento de los europeos de recursos que no son de ellos en la actualidad América Latina puede verse excluida del mercado mundial.

Cabe señalar que la aparición del continente americano no solo influyó en sistema económico actual sino que también afectó al sistema ideológico y cultural latino. Bajo la figura religiosa de “las misiones”, los conquistadores desarrollaron nuevas formas de cultura mediante la interacción con los indios. Allí, les presentaban una religión: el catolicismo, a la cual pretendían convertirlos y enseñarles su cultura.

Por ello, la cultura indígena se vio afectada por este proceso en todos los sentidos: social, económica, política y religiosamente. En “La Misión” (Joffé 1986) se ve claramente el proceso de transformación religiosa cuando los enviados del Imperio portugués se encargaron de sacar a los indios de sus territorios, llevarlos a nuevos asentamientos, presentarles a Dios y  convertirlos al catolicismo.

La colonización fue un proceso tan duro que incluso hoy en día, luego de más de 500 años, sería imposible negar sus consecuencias o dejarlo a un lado, ya que forma parte de nuestra historia y de quienes somos.

Entre las principales consecuencias de la conquista resaltan dos en particular: el mestizaje y la conquista espiritual. Gracias al proceso de mestizaje, del cual todos formamos parte de manera inexorable, los españoles y los portugueses permearon con sus culturas a nuestros países; por la conquista espiritual, conocimos el cristianismo y, una de las influencias más importantes que aún vive hoy en día, que es la lengua, el idioma español y, en el caso de Brasil el idioma portugués.

Un punto importante de la actualidad es que la cultura de los indígenas en todos los países Americanos ha ido desapareciendo o ellos mismos se han aislado por miedo a repetir la historia. Es lamentable que por eventos del pasado la comunidad y la cultura original del continente americano se vayan perdiendo.

Tiranía argentina disfrazada de dictadura

“El sistema político característico de Latinoamérica es la dictadura personal, el modelo más repetido desde el tiempo de las independencias”

García de Cortázar

La película “La Noche de los Lápices” se basa en una historia real que ocurrió en La Plata, Argentina, el 16 de septiembre de 1976, cuando varios estudiantes de secundaria fueron secuestrados por encapuchados que formaba parte del ente policial de la dictadura militar argentina que se desarrolló desde ese año hasta 1983.

La película fue realizada con el testimonio de uno de los pocos jóvenes que pudo librarse de permanecer encarcelado y desaparecer sin ver a su familia de nuevo. Pablo Díaz explicó, en el Juicio de las Juntas todo lo que él y sus compañeros habían pasado.

En cuanto a las diferencias entre dictadura y tiranía, este período de la historia argentina podría catalogarse como la segunda, ya que no se implementó un lapso de tiempo necesario para la restauración del orden de la nación a través de las leyes, sino que por el contrario, se estableció una junta militar mediante el uso de la fuerza y la ejecución de un golpe de estado a la presidente de aquel entonces, María Estela Martínez de Perón.

El pensamiento político del republicanismo observa el surgimiento de la tiranía cuando el ascenso del gobernante ocurre por la fuerza, pudiendo gobernar en contra o de acuerdo con las leyes de la república. Ello supondría una caracterización de la tiranía de acuerdo con el origen de dicha magistratura (Guerrero, 2002, p.6)

Sin embargo, la junta militar que se instauró para aquel entonces, liderada por el teniente general Jorge Rafael Videla, intentó disfrazar sus propósitos como una dictadura, la cual, según Guerrero (2002), “responde al ejercicio de una magistratura excepcional, prevista por la Constitución, y asumida por un breve período, con el único fin de hacer frente a una crisis” (p.3).

Los ideólogos del golpe se autodenominaron como el Proceso de Reorganización Nacional, ya que, como explicó el ministro del Interior Albano Harquindeguy, en unas declaraciones realizadas el 22 de noviembre de 1977, dicha etapa se enfocaba en el “proceso” del país platense, y la dictadura “no tenía plazos sino objetivos”. Así como también había que “reorganizar” radicalmente la nación, implementando reformas que modificaran profundamente la economía, las relaciones laborales, el sistema político y la cultura nacional.

Por ello, se podría decir que lo que empezó como una tiranía intentó colocarse el ropaje de dictadura, pero le quedó pequeño, ya que los argumentos de “reorganización nacional” solo eran una fachada para tapar todo lo que ocurría a lo largo del país, como la conocida política de “terrorismo de estado”, la violación de los derechos humanos y diversos crímenes que situaron a la última tiranía argentina como la más sangrienta de su historia.

            Los militares utilizaban el argumento de lo que Guerrero denomina como el “mesianismo”, es decir, convencían a los habitantes del país de que la única forma de salir de la situación en la que se encontraba sumida Argentina era por medio de la junta militar y todas sus ideologías anticomunistas y neoliberalistas. Sin embargo, los milicianos nunca cumplieron con esas promesas, porque el nivel de pobreza aumentó en comparación con el gobierno anterior.

EEUU como promotor de dictaduras latinoamericanas

En la época, este país latinoamericano vivía una situación de violencia política que había logrado aumentar desde fines de los años sesenta, con el incremento de guerrillas comunistas. Ésta fue la principal justificación utilizada por los militares para derrocar al Gobierno democrático constitucional. Sin embargo, muchos analistas explican que dicho alegato encubría la voluntad de imponer en el país un régimen de economía neoliberalista que estuviera acorde con los requerimientos y exigencias que planteaban en esos momentos el Fondo Monetario Internacional (FMI) y losEstados Unidos a los países latinoamericanos.

Con respecto a este tema, García de Cortázar (2003) manifiesta:

La justificación de estos golpes de estado suele ser la ineficacia de la clase política, la necesidad de revoluciones pendientes o simplemente la lucha contra la subversión comunista, como sucediera a finales del ciclo guerrillero de los sesenta. Detrás de ellos, sin embargo, se esconden siempre los problemas derivados de los estruendos de la pobreza, ensordecido por la aparente tarea transformadora del poder. Los intereses latifundistas, las inversiones de capitales extranjeros o las propiedades bajo protección de Washington deben procurar que el presidente en la sombra siga siendo un embajador norteamericano, mientras que los escuadrones de la muerte persiguen en la noche a peligrosos sindicalistas. (p.321)

Cita que se ajusta perfectamente a la realidad de la Argentina de los años 1976, ya que Estados Unidos no solo apoyó el derrocamiento del gobierno de este país, sino que también lo hizo con las diversas dictaduras que existían en el continente latinoamericano; con la intención de eliminar la posibilidad de que en estos países crecieran ideologías u organizaciones que pudieran favorecer al comunismo, y así también poder utilizarlos al favor del crecimiento del país norteamericano, todo enmarcado en el contexto de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Asimismo, es importante resaltar, que como se observa en una parte de la película, la Iglesia Católica nunca le hizo frente al régimen autoritario, a pesar de todos los delitos de lesa humanidad que éste cometía.

En la inmensa favela del sur no bastaba con dar limosna como en Europa o Estados Unidos. Ni era suficiente tampoco con alcanzar la luz de la fe y transmitirla con palabras hermosas en una región de infrahombres, cuyo auténtico problema consiste en la negación de la vida. Se precisaba la violencia de los pacíficos —en este caso los estudiantes— para acabar con la violencia de las estructuras, aunque la rebelión de los mansos fuera respondida con un reguero de mártires y la actitud hostil del aparato vaticano. La teología de la liberación (…) admite por vez primera la impotencia para cristianizar la desigualdad, la miseria o la opresión, negándose a solicitar de lo que las padecen mansedumbre y rezos. (García de Cortázar, 2003, p. 322).

Política educativa

Como se puede observar en el vídeo argentino, el régimen impuso una política de educación bastante estricta, la cual los estudiantes intentaron contraponer con el uso de volantes y pancartas por todos los centro educativos.

La censura fue un tema bastante importante como en todas las dictaduras, principalmente notable en el vacío de información que había en cuanto a los desaparecidos. A sus familiares no se les avisaba nada al respecto porque los detenidos no eran considerados gratos para la patria, según el gobierno militar.

Marginalización latinoamericana  

            A lo largo de la historia de este pedazo de continente se ha demostrado que la hegemonía económica se centra principalmente en el norte del planeta, en Europa y Estados Unidos.

Gracias a la película que relata un tema especial de la última tiranía que vivió Argentina junto con el análisis de la situación de fondo, hace concluir que Latinoamérica siempre ha sido entendida como un conjunto de países que contribuyen a la economía de los grandes naciones desarrolladas, pero sin que los latinoamericanos puedan beneficiarse entre ellos. Según Frank (1993):

Todos los regímenes «comunistas» en el Este y los regímenes «militar-fascista» del Sur, como también sus sucesores «democráticos» han manejado las crisis de la deuda exactamente de la misma manera. Al mismo tiempo la deuda fue y sigue siendo un exitoso instrumentos empleado por Occidente para obligar al Sur y al Este a abandonar la carrera por la competitividad en la economía mundial. (p.10).

Lo que implica dejar de lado a los países de Suramérica y evitar que influyan en la economía mundial, sino que contribuyan al crecimiento de otros países sin obtener beneficio alguno de competencia. A lo que Frank responde que  “los latinoamericanos tienen muy poco que escoger. O se hunden solos en medio de la tormenta competitiva de la economía mundial o rescatan lo que todavía puedan vinculándose con EE.UU” (p.11).

Sin embargo, esto no es lo que ha ocurrido, ya que como se ilustra en la lectura de Rodríguez-Larreta (2006), estos países han intentado por varias formas alejarse de la hegemonía que siempre se ha instaurado, para lograr crear un polo latinoamericano que contribuya al crecimiento de estos países, por medio de iniciativas como Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Como el título de la lectura insinúa “Suramérica busca su destino”, esta parte del continente americano intenta alejarse del pasado perenne de la marginalización económica mundial, buscando un camino que los lleve a la inclusión. A pesar de la buena iniciativa que esto representa, los países latinoamericanos no pueden alejarse del mundo entero, al contrario, deben buscar alianzas en conjunto con países como Estados Unidos que beneficien directamente la economía suramericana y así la renta mundial.

El principal eje Caracas-Buenos Aires-Brasilia tiene que apoyarse no solo en sus países vecinos, sino también en una parte de la economía mundial y actuar sabiamente para lograr que Suramérica prospere y pase a formar parte de la eterna hegemonía mundial, en vez de ser relegada constantemente y que otros países se aprovechen de sus recursos para generar sus crecimientos internos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s