emprendimiento

Emprendimiento 2015: un acto de fe “para salvar al país”

El presidente Nicolás Maduro aseguró el pasado 30 de diciembre que una de las metas del Plan de Recuperación Económica es mantener la inversión extranjera y el fomento de todas las actividades económicas en el país. Durante su alocución, el mandatario nacional no especificó cómo lograría este objetivo ni mencionó políticas que favorezcan a los pequeños y medianos empresarios (Pymes) o a los emprendedores.

El Banco Central de Venezuela presentó su balance de la actividad económica del país en el año 2014. Según la institución, 60,1 % es la inflación acumulada hasta diciembre mientras que el índice de inflación anualizado hasta noviembre del mismo año se ubicó en 63,6 %. El Ejecutivo Nacional destacó, que el gabinete económico prevé cerrar 2014 con una inflación de 64 %.

De acuerdo con el reporte anual Doing Business 2015, elaborado por el Banco Mundial, Venezuela es la octava peor nación del mundo para hacer negocios. De las 189 economías que allí se evalúan, la pequeña Venecia ocupa el puesto número 181.

A pesar del panorama poco favorable para el desarrollo económico en 2015 – y la contracción del Producto Interno Bruto de 2,3 % en el tercer trimestre de 2014 –   el emprendimiento sigue siendo una opción en el país para obtener lucro, ofrecer diversidad en el mercado, aumentar las experiencias profesionales y diversificar el aparato productivo de la nación.

“Ya sabemos que vamos a tener un escenario de desaceleración económica, vamos a tener una inflación bastante alta y probablemente el componente político afecte el clima de inversión. Sin embargo, el emprendimiento siempre será viable si el emprendedor sabe ubicar la viabilidad económica de su negocio”, puntualizó el director de Negocio Pyme, Alfredo Sánchez.

Por su parte, la emprendedora Danhalit Zamalloa señaló que para emprender en Venezuela, sin importar el entorno, se requiere perseverancia, creatividad y respuestas originales a los problemas que se presentan en el entorno.

Gasto controlado

En febrero de 2015 se cumplirá un año de la promulgación de la Ley de Precios Justos cuyo cambio principal es la regulación del porcentaje máximo de ganancia de los comerciantes y empresarios venezolanos. Alfredo Sánchez afirmó que la clave del éxito del emprendimiento durante el próximo año radica en la evaluación de los costos, ya que no puede ser un lujo “desperdiciar dinero en 2015”.

“Cuando hay situaciones de exigencia económica complicada, hay que evaluar seriamente las estructuras de costos de los negocios, para ver qué áreas tienen desperdicios y ver cómo puedo ser más eficiente en mi gasto”, aseveró el director de Negocio Pyme.

El especialista en modelos de negocios manifestó que la tecnología puede ser una de las mejores maneras de minimizar los gastos y transformar el entorno en “una economía de costo” favorable para el proyecto propio.

Tiempo contra pasión

Según el informe emitido en octubre 2014 por el Banco Mundial, en Venezuela se necesitan en promedio 17 trámites y 144 días para iniciar un negocio propio. Precisa el texto que la inversión para comenzar y desarrollar una idea lucrativa proviene del 49,9% del ingreso per cápita anual de un venezolano, es decir, casi la mitad del ingreso individual anual se destina para comenzar un proyecto de emprendimiento.

De acuerdo con la información publicada en el informe Doing Business 2015, Venezuela también es el doceavo país del mundo que menos protege a los inversionistas minoritarios y la segunda peor economía en el mundo que tiene más obstáculos para pagar impuestos: toma, en promedio, 792 horas realizar 71 pagos de impuestos previstos.

Zamalloa destacó que las iniciativas de emprendimiento nacional, en comparación con otros años, “han mejorado increíblemente” a pesar que los procesos en Venezuela “no son tan ágiles y complican muchas veces, e incluso, pueden poner en riesgo la vida de un emprendimiento”. Sin embargo, para la joven fundadora de Pago Flash, el venezolano siempre va a poder hacer algo que le de éxito en sus ideas si lo conjuga con la pasión.

Carencias de políticas

Los resultados de la encuesta Omnibús octubre 2014, elaborada por la firma Datanálisis, reflejan que 80,1 % de la población percibe como negativo el modelo económico del país. En el mismo estudio, 64,7 % de los encuestados consideran que debe hacerse un cambio en el modelo que rige la economía de la nación y 25, 8% cree pertinente flexibilizar los controles  de precio. Según el estudio Monitor país de Hinterlaces, 62 % de la población se siente preocupada por la situación política y económica del país.

“En 2015 tiene que haber un entendimiento entre el sector público y el sector privado, cualquier país que se enfrenta a una crisis económica, tiene que establecer fuentes con el sector productivo”, manifestó Alfredo Sánchez quien agregó que el Gobierno Nacional debe implementar medidas que no restrinjan la actividad comercial en el país, ya sea de emprendimiento o no.

Danhalit Zamalloa consideró que el marco legal que ampara los procesos de emprendimiento venezolanos le falta elementos por desarrollar puesto que, como en otros países, “tiene muchos vacíos legales”.

“Creo que el sector privado apoya áreas muy importantes en el área de emprendimiento. (…) Desde el punto de vista del Estado, hay más que se pudiera hacer en términos de legislación, de leyes que favorezcan las formas de hacer negocios propios en Venezuela”, puntualizó Zamalloa.

Oportunidades 2015

La sustitución de importaciones por la “evidente” falta de dólares en el país y el mercado de la base de la pirámide son las mejores opciones para explotar y desarrollar una idea de negocio durante el próximo año, así lo aseguró Alfredo Sánchez.

“Es una opción ver si es rentable hacer un modelo de negocios que permita sustituir productos importados. El otro nicho interesante en Venezuela es el de los sectores populares, porque representan 80% del mercado. Son sectores que, si bien su poder adquisitivo individual es muy limitado, su poder adquisitivo consolidado es grande”, explicó Sánchez  quien también recomendó sopesar la posibilidad de internacionalizar los productos y de proyectar las ideas a largo plazo.

Zamalloa recalcó que lo más importante de probar durante la primera etapa de emprendimiento es que hay “una necesidad real para satisfacer en el mercado”. Añadió que, más allá de ser una medida positiva para un país en crisis económica, “es casi que la salvación” porque  el emprendimiento  es, para ella, “fomentar el desarrollo económico del país”.

Alfredo Sánchez recomendó  que los emprendedores deben ser perseverantes en 2015 porque, a pesar “de la crisis económica de la estamos conscientes que viene, el emprendimiento es un acto de fe, y la fe mueve montañas”.